Introducción al comportamiento del entorno.

Las predicciones indican que sobre la primavera del 2017 la inflación puede aumentar en el 1%. Si esto fuera así, la repercusión en el coste de las cosas sería de subida. Lo cual es un riesgo importante para la economía de las empresas y de las familias.

Pero como nunca llueve a gusto de todos, esto podrá representar un respiro para la banca cuyo margen de intermediación, (resultado de su negocio bancario) ha sido muy negativo durante estos últimos años. Esto, es una oportunidad para ellos, aunque para la mayoría de sus clientes esta situación les venga mal. No hemos de olvidar que los bancos son una empresa como las nuestras y en ellas, además de los banqueros trabajan empleados que cobran sueldos que provienen del margen de su negocio bancario entre otros.

Situación de la deuda empresarial y personal

El endeudamiento de las familias españolas a pesar de haberse corregido en los últimos años, se sitúa en el 80% del PIB (*). Sigue representando un riego muy alto, lo cual es indicativo de un alto endeudamiento lo que sitúa a las familias españolas dentro de un alto riesgo económico-financiero, ya que cualquier cambio en el entorno actual de tipos puede afectarles de manera muy significativa, pero también puede afectar el consumo general que es uno de las columnas de nuestro crecimiento actual, lo que finalmente acabaría por afectarnos a todos.

Por otra parte la deuda de las empresas Españolas se sitúo a principios del 2016 en el 104% de PIB. (**) lo cual abunda en el problema que señalaba en el párrafo anterior. Si suben los tipos sube la inflación y por lo tanto las empresas, que no pueden seguir castigando sus márgenes, tendrán que aplicar esto a sus tarifas. Y con ello, y la más que posible subida de impuestos empezara nuevamente el baile de apuros.

Posibilidades de la subida de tipos

En este tema no hay unanimidad, son más bien estimaciones basadas en previsiones cuyo factor emocional tiene gran influencia. Según con quien hablas de este tema la conclusión es que se mezclan deseos emocionales con predicciones coherentes. Esta misma semana hablaba con un director de entidad financiera y me aseguraba que no iban a subir.

En mi opinión (es mi predicción) lo harán sobre la primavera del próximo ejercicio ya que se espera que la inflación entre en positivo y esto puede hacer que don Mario(BCE) decida (si la inflación se normaliza) que ya ha llegado el tiempo de parar los estímulos actuales (bajos tipos, compra de deuda, etc.) . Y esta previsión la hago asumiendo que la incorporación del nuevo presidente de los EEUU puede ayudar mucho a cambiar mi previsión, por lo imprevisible del sujeto.

Pero, -en mi opinión- creo que es recomendable posicionarse en un plano empresarial conservador. Eligiendo muy bien las inversiones a realizar y la elección de financiación de la misma. La aplicación de una gestión profesional en todas las áreas funcionales, ya que dada la situación de riesgo provocado por los datos de endeudamiento cualquier suceso por pequeño que fuera tendría un efecto exponencial muy pernicioso para el comportamiento de las ventas, por lo tanto para los gastos financieros y con ello para los resultados empresariales.

(*) Informe del banco de España.

(**) Informe del banco central europeo

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete a nuestro boletín para recibir más noticias y contenido de interés para tu empresa.



Acepto la política de privacidad

Acepto recibir comunicaciones comerciales

You have Successfully Subscribed!