Uno de los problemas detectados en nuestras intervenciones de consultoría en las empresas es la tendencia de centrarse únicamente en la cuenta de pérdidas y ganancias y en su resultado.

Esta costumbre supongo que viene heredada de tiempos pasados donde las empresas comercializaban productos que tenían buen margen de beneficio y esto creaba la falsa seguridad de que ese beneficio era dinero contante y sonante, aunque entonces y ahora, nada puede estar más lejos de la realidad.

Como ya hemos tratado en otros post toda empresa micro, pequeña, mediana o grande debe tener un plan estratégico. Lo que me sigue llamando la atención es que continúe habiendo tantas empresas donde la propiedad/dirección sigue tomando decisiones de inversión basadas únicamente en lo operativo sin establecer ninguna estrategia de financiación de las inversiones.

 

Las inversiones

Para aportar conocimiento sobre el tema debemos empezar por establecer que las inversiones se recogen únicamente en el informe denominado “Balance”, y por la importancia que representan las mismas y por la importante repercusión que estas tienen en la estructura financiera de dicho balance deberían ser controladas obligatoriamente, como mínimo trimestralmente, por la dirección de las pymes.

Por lo tanto toda empresa debería de organizarse al menos de la siguiente manera:

$

Tener un propósito a futuro

h

Convertir este propósito en un plan

Determinar la organización necesaria para ejecutarlo

Control de la empresa

Y por supuesto esto no debe quedar como un documento en un cajón, hay que ponerlo en práctica y controlar todo ello de la siguiente manera:

  1. Control mensual por desviación de las operaciones contra el presupuesto diseñado.
  2. Control trimestral de la situación de los negocios y de la empresa y su impacto en la estructura económica y financiera.
  3. Actuar decididamente en la gestión, en función del diagnóstico obtenido.

 

Como ven lo recomendado es sencillo. Lo difícil es su implantación y seguimiento ya que ello exige por parte del director disciplina, para convertir esta forma de gobierno en algo natural para la gestión y control de cualquier clase de empresa.

Aprovechen el parón estival para pensar en ello y proponérselo como un objetivo para el 2020.

 

Luis Sequí

Presidente de Entorno Empresarial

NEWSLETTER

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín para recibir más contenido de interés para su empresa.



Acepto la política de privacidad

Acepto recibir comunicaciones comerciales

¡Se ha suscrito con éxito!