Es recomendable que los dueños de los negocios realicen una valoración de su empresa de manera periódica para estar actualizados, aunque por norma general es algo que la mayoría solo suele realizar cuando se piensa en vender una compañía.

Para intentar saber cual es el valor real debemos realizar un estudio de multitud de variables de una empresa: maquinaria, edificios, crecimiento, solvencia, etc. Estas variables cambian a lo largo del tiempo y tienen un peso diferente dependiendo del sector al que pertenezca la empresa, por ejemplo, una empresa industrial puede tener mucha maquinaria, mientras que una empresa tecnológica puede tener un gran valor por su software.

¿PARA QUÉ?

Determinar el valor de una empresa puede ser útil para diversas operaciones:

  • La venta y operaciones de fusión de la empresa.
  • Compraventa de acciones
  • Cotización en bolsa.
  • Liquidación de la empresa.
  • Justificaciones de valor a efectos fiscales y tributarios
  • Identificar las fuentes de valor y apalancamientos.
  • Salidas de socios, herencias y sucesiones.

En general, la valoración de la empresa es un instrumento básico para la toma de decisiones en cualquier tipo de negociación. Por ejemplo, si nos planteamos la necesidad de obtener recursos para afrontar nuevas inversiones, el precio de entrada para los nuevos accionistas, dependerá del valor que se otorga a la empresa afectada. En el caso de herencias o sucesiones, cómo dividir con precisión el negocio familiar suele ser un verdadero problema, para distribuir el patrimonio de forma igualitaria entre las diferentes partes la empresa ha de ser objeto de valoración. Y por supuesto, si pensamos en vender una empresa, ya sea en su totalidad o de manera parcial, es obvio, que el importe que el precio obedecerá, entre otras cuestiones, a la valoración dada al objeto en venta.

MÉTODOS DE VALORACIÓN

Para determinar el valor de nuestra empresa, existen diversas técnicas o métodos de valoración, a continuación realizaremos una aproximación a los métodos más utilizados para tratar de dar a conocer qué variables influyen y cual de ellos es más apropiado según cada situación. Se trata de métodos que implican cierto de grado de complejidad, por lo que es mejor que sean llevados a cabo por expertos en finanzas que sabemos como realizar una correcta aplicación de la metodología de valoración a cada caso específico, así como la adecuada interpretación de los resultados obtenidos.

Valor contable 

Es uno de los métodos basados en el balance, los cuales calculan el valor de la empresa a través de la estimación de valor de su patrimonio. Este método  es uno de los más sencillos, viene dado por la diferencia entre el activo total de la empresa y el pasivo exigible. El problema de esta valoración es que no suele tener en cuenta otros factores como la situación del sector, recursos humanos,…Para tratar de resolver esta problemática existe el Valor contable ajustado que trata de ajustar los valores de activos y pasivos a su valor de mercado.

El valor de liquidación

A través del cálculo del valor de liquidación, lo que se hace es una estimación del valor de la empresa en un momento puntual, si todo su patrimonio se vendiese a precio de mercado y se cancelasen sus deudas. 

Valor por descuento de flujos

Es uno de los más estandarizados y pertenece a los llamados métodos mixtos o  goodwill. Este método intenta determinar todos los movimientos de flujos de dinero que tendrá la empresa para luego descontar su valor a precios actuales, teniendo en cuenta el factor riesgo. Es decir, se considera que el valor de una empresa proviene de su capacidad para generar dinero (flujos). 

Enfoque de mercado

Comprendido en el grupo de métodos comparativos. Calcula el valor de una empresa comparándola con otras similares a ella mediante la utilización de unos ratios definidos a partir de la información de esas empresas. Es más sencilla cuando las empresas comparadas cotizan en bolsa. Si no es así, es conveniente realizar la comparación con empresas que hayan realizado una operación reciente de compraventa. 

Métodos multicriterio

Son métodos más recientes que se centran en ayudar a la toma de decisiones. Estos introducen a la valoración de empresas los factores de tipo cualitativo o intangibles los cuales son de difícil tratamiento en las metodologías más tradicionales.

 

NEWSLETTER

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín para recibir más contenido de interés para su empresa.



Acepto la política de privacidad

Acepto recibir comunicaciones comerciales

¡Se ha suscrito con éxito!