Esta cifra supone un 16% más que hace cinco años según los datos de la Encuesta de Formación Profesional para el Empleo en Empresas que ha realizado el Ministerio de Empleo y Seguridad Social durante los años 2016 y 2017.

Una tendencia al alza en las grandes empresas pero también en las pymes, ya que un 70’6% de las empresas de entre 5 a 9 trabajadores proporcionan actividades formativas a sus trabajadores  para incrementar sus recursos.

Cursos, formación planificada en el puesto de trabajo, participación en conferencias o seminarios que buscan competencias cada vez más importantes para empresas de cualquier tamaño. Entre las más destacadas, el trabajo en equipo (57’7%), atención al público y trato al cliente, (53’9%) y dirección (45’7%). También las tecnologías de la información (5’5%), cálculo (2’2%) o comunicación oral y escrita (2’2%), destacan entre las aptitudes que las compañías refuerzan a través de los recursos educativos.

Casi la mitad de las empresas, un 43’6%, tiene un presupuesto anual para distribuir en formación pero únicamente un 30’8% tiene un plan o un programa escrito de formación. Este aspecto resulta esencial para poder planificar y saber distribuir los recursos de forma correcta durante el año.

En ICAP Formación, a través de nuestros programas “In Company”, programamos la formación de las empresas de forma individualizada, evaluando las necesidades de cada empresa y proporcionando soluciones a las nuevas necesidades que surgen de forma concreta.

La formación se dibuja, cada vez más, como un recurso para actualizar y reciclar perfiles profesionales, una revalorización de los recursos humanos existentes en la empresa que se adelanta a las futuras necesidades.

En lo referente a la formación para directivos, un 34’3% de las grandes empresas forma a sus mandos más importantes para reforzar sus competencias en dirección, y el porcentaje sube al 36’6% en lenguas extranjeras.

Un perfil diversificado el que dibuja este estudio y que evidencia que la formación, con más de 107’3 millones de horas dedicadas en total a cursos, tiene cabida y es necesaria en cualquier organización empresarial, siendo la llave a la optimización y mejora de las capacidades de los recursos humanos.